Posts Tagged ‘Mujeres’

nueve palabras que las mujeres utilizan

Miércoles, 2 marzo 2011

He aquí nueve palabras que las mujeres utilizan …

  1. vale
    Esta es la palabra que las mujeres utilizan para finalizar una discusión; cuando han decidido que ellas tienen la razón y ahora debes callarte.
  2. cinco minutos
    Si se está arreglando …, significa media hora.
    Cinco minutos son sólo cinco minutos si te han concedido cinco minutos adicionales para terminar de ver el partido, antes de salir para ayudar con la compra.
  3. nada
    Es la calma antes de la tormenta. Significa algo
    Y deberías estar totalmente alerta. Discusiones que empiezan con nada, normalmente acaban con vale (ver punto 1).
  4. no hay problema
    (También ‘adelante’, ‘hazlo’ o ‘no, no me molesta’)
    Es un reto y no es darte permiso … ¡Ni se te ocurra hacerlo!
  5. gran suspiro
    En realidad, es una palabra, pero habitualmente los hombres no la entienden. Un suspiro alto y claro significa que ella piensa que eres idiota y se pregunta por qué esta perdiendo el tiempo discutiendo sobre nada. (Ver punto 3 para entender el significado de nada).
  6. muy bien
    Esta es una de las expresiones más peligrosas que una mujer puede decir a un hombre.
    Muy bien significa, que ella meditará cuidadosamente antes de decidir cómo y cuándo pagarás por tu equivocación.
  7. gracias
    Una mujer te agradece algo … No preguntes … No dudes … Sólo di: “de nada”.
  8. es igual
    (También ‘tú mismo’).
    Es la forma femenina de mandarte a la mierda …
  9. tranquilo, lo he entendido
    Otra frase peligrosa donde las haya; significa que aunque la mujer ha dicho al hombre en repetidas ocasiones que haga algo, finalmente lo está haciendo ella misma
    Los acontecimientos posteriores empujarán al hombre a preguntar: “¿Qué pasa?”. Para saber la respuesta de la mujer, ver punto 3.

Share

El Contable sordomudo

Miércoles, 3 noviembre 2010

Un jefe de la mafia descubrió que su Contable había desviado 10 millones de dólares de la caja.

El Contable era sordomudo. Por eso fue admitido en el trabajo, pues como no podía oír nada, en caso de una eventual detención y proceso, no podría actuar como testigo.

Cuando el Jefe le fue a preguntar por los 10 millones, llevó consigo a su Abogada, que conocía el lenguaje de las señales de los sordomudos.

El jefe pregunto al Contable:- ¿Donde están los 10 millones que te llevaste?

La Abogada usando el lenguaje de las señales, le hizo llegar la pregunta al Contable, que a su vez respondió con señales.
– Yo no sé de que están hablando.

La Abogada lo tradujo para el jefe.
– El dice que no sabe de que le hablamos.

El mafioso saco un pistola calibre .357 mágnum y apuntó a la cabeza del contable, gritando:
– Pregúntale de nuevo…

La Abogada por medio de señales le dijo:
– El te va a matar si no le cuentas donde está el dinero.

El Contable respondió con señales:
-Ok, ustedes ganaron, el dinero está en una valija marrón de cuero, que está enterrada en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el Nº 400 de la calle 26, bloque 6 del barrio de Santa Martha, mi primo no está ahora y regresara en dos meses.

El mafioso le preguntó a la Abogada.
– ¿Qué dice?

La Abogada respondió:
– Dice que se la chupe y que vaya con la puta madre que lo pario, que no tiene miedo de morir y que le faltan muchos huevos para apretar el gatillo.

Moraleja:
Si las mujeres fueran buenas, Dios tendría una, y si fueran de confiar, el diablo no tendría cuernos

Share

Quiero una francesita

Domingo, 31 octubre 2010

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de unos amigos para que lo acompañaran al aeropuerto a dejar a su esposa que viajaba a París.

A la salida del control de pasaportes, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje

y en tono burlón le grita:
– ¡¡ Mi amor, no te olvides de traerme una hermosa francesita Ja ja ja!!

Ella bajó la cabeza y se embarcó muy molesta.

La mujer pasó quince días en Francia.

El marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla.

Al verla llegar, lo primero que le grita a toda voz es:

– Mi amor ¿¿me trajiste mi francesita??

– Hice todo lo posible, – contesta ella – ahora sólo tenemos que rezar para que nazca niña.

Share

En el lecho de muerte

Miércoles, 27 octubre 2010

El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y muy débil, le dice:

– Muy bien, llegó mi hora, pero antes quiero hacerte una confesión.

– No, no, tranquilo, no hagas ningún esfuerzo.

– Pero, mujer, es preciso – insiste el marido – Es preciso morir en paz. Te quiero confesar algo.

– Está bien, está bien. ¡Habla!

– He tenido relaciones con tu hermana, con tu madre y tu mejor amiga.

Ella muy afectada le dijo:
Lo sé, lo sé ¡¡¡Por eso te envenené!!!

Share


Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información